SupYoga 

Dimensiones hinchada: 300 x 75 x 10 cm Dimensiones recogida: 88 x 25 x 48 cm Presión: 15 PSI Aletas: 3 Peso: 10,5 Kg Peso Recomendado: 85 Kg 1 Año de Garantía 

Dimensiones hinchada: 305 x 81 x 12 cm Dimensiones recogida: 92 x 25 x 48 cm Presión: 15 PSI Aletas: 3 Peso: 11 Kg Peso Recomendado: 105 Kg 1 Año de Garantía 

Dimensiones hinchada: 310 x 86 x 12 cm Dimensiones recogida: 92 x 25 x 48 cm Presión: 15 PSI Aletas: 3 Peso: 12 Kg Peso Recomendado: 125 Kg 1 Año de Garantía 

Dimensiones hinchada: 335 x 75 x 15 cm Dimensiones recogida: 88 x 25 x 48 cm Presión: 15 PSI Aletas: 3 Peso: 12 Kg Peso Recomendado: 135 Kg 1 Año de Garantía 

Dimensiones hinchada: 366 x 81 x 15 cm Dimensiones recogida: 92 x 25 x 48 cm Presión: 15 PSI Aletas: 3 Peso: 13,5 Kg Peso Recomendado: 155 Kg 1 Año de Garantía 

Dimensiones hinchada: 295 x 86 x 15 cm Dimensiones recogida: 92 x 25 x 48 cm Presión: 15 PSI Aletas: 5 Peso: 12,5 Kg Peso Recomendado: 125 Kg 1 Año de Garantía 

Dimensiones hinchada: 295 x 86 x 15 cm Dimensiones recogida: 92 x 25 x 48 cm Presión: 15 PSI Aletas: 2 Peso: 12,5 Kg Peso Recomendado: 125 Kg 1 Año de Garantía 

Dimensiones hinchada: 380 x 71 x 15 cm Dimensiones recogida: 88 x 25 x 48 cm Presión: 15 PSI Aletas: 1 Peso: 13 Kg Peso Recomendado: 155 Kg 1 Año de Garantía 

Dimensiones hinchada: 230 x 81 x 12 cm Dimensiones recogida: 90 x 36 x 22 cm Presión: 12 PSI Aletas: No tiene Peso: 8 Kg Peso Recomendado: 90 Kg 1 Año de Garantía 

Dimensiones hinchada: 245 x 245 cm Presión: 15 PSI Peso: 25 Kg Peso Recomendado: 300 Kg 1 Año de Garantía 

Dimensiones hinchada: 480 x 151 x 20 cm Dimensiones recogida: 165 x 60 x 25 cm Presión: 15 PSI Aletas: 3 Peso: 37 Kg Peso Recomendado: 650 Kg 1 Año de Garantía 

1 Año de Garantía 

Showing 1 - 12 of 12 items

Yoga surf

Esta modalidad de Paddle Surf es lo que se conoce como la unión del Stand Up Paddle y el Yoga, es decir, combina aspectos de ambas disciplinas para dar lugar a un deporte muy completo con el que trabajar todo el cuerpo sobre una tabla de SUP que se encuentra sobre el agua del mar. Es una de las mejores maneras de relajarse estando en sintonía con el mar y al mismo tiempo hacer deporte en contacto directo con la naturaleza. En concreto, el SUP Yoga consiste en hacer una clase completa de Hatha Yoga (una hora y media aproximadamente) sobre la tabla de Paddle Surf.

El SUP Yoga nació en las costas de California como una evolución del Paddle Surf y otra manera divertida y un poco más compleja de realizar ejercicios de Yoga. Son muchas las personas famosas que ya se han sumado a esta moda y actualmente se puede practicar SUP Yoga en prácticamente todo el mundo.

Equipo para practicar SUP Yoga

Para comenzar a practicar SUP Yoga, en principio solo se necesita saber nadar, tener unas nociones básicas de Paddle Surf, saber mantener el equilibrio sobre la tabla, y, por supuesto, contar con el material necesario para llevar a cabo esta modalidad.

Así pues, lo primero de lo que se debe disponer (y probablemente sea lo más importante), es de una tabla de SUP Yoga. Actualmente existen muchos tipos diferentes de tablas de Paddle Surf, ya que por ejemplo están las tablas Allround, perfectas para principiantes por su estabilidad, las tablas Race, adecuadas para hacer carreras de surf de remo, o las tablas Wave, diseñadas para coger olas remando de pie sobre la tabla de la mejor manera posible. Sin embargo, debido a la creciente popularidad del SUP Yoga en los últimos años, ya se han empezado a realizar tablas específicas para esta práctica que combina el Paddle Surf y el Yoga. Se trata de tablas anchas, que gozan de una muy buena estabilidad, además de ser muy confortables debido a que están pensadas para hacer ejercicios de la mejor manera posible sobre ellas. La mejor opción son las tablas hinchables, ya que tienen muy buena movilidad, suelen ser más ligeras además de más fáciles de transportar y guardar, y su superficie es más blanda que la de las rígidas por lo que son perfectas para realizar según qué ejercicios.

La anchura recomendada de la tabla de SUP Yoga va desde las 32 hasta las 40 pulgadas, ya que se necesita buena estabilidad y buena capacidad de flotación, además de un plus de confort para la cómoda realización de los ejercicios.

Además, en este tipo de tablas de SUP los accesorios cobran especial importancia ya que pueden ser muy útiles en la realización de algunas posturas o en algunos movimientos. Es por esto que toda buena tabla de SUP Yoga ha de contar con argollas (tanto en el Nose como en el Tail) para poder sujetar la tabla a un cabo e inmovilizarla, anclajes para mantener sujeto el remo a la tabla cuando no se esté utilizando, o una especie de "ventanas" que se puedan abrir en la tabla para poder ver el fondo del mar, sobre todo en los ejercicios en los que se está acostado o acostada sobre la tabla boca abajo.  El Pad de la tabla también goza de especial importancia ya que el Yoga se hará generalmente sobre él, por lo que es importante que sea un Pad confortable y suave para realizar las diferentes posiciones que se propongan de la manera más cómoda y sencilla posible.

El remo que se utiliza en el SUP Yoga tiene también una serie de peculiaridades respecto al resto de remos que se usan en el Stand Up Paddle. Es conveniente que sea de unos dos metros de longitud y ha de ser ligero y manejable, ya que en muchas de las posturas que se realizarán el remo también tiene un papel importante y forma parte de ellas.

Paddle yoga

Ejercicios que se realizan

Una vez se cuente con todo aquello necesario para practicar SUP Yoga, se puede pasar a realizar los ejercicios propios del Hatha Yoga, disciplina milenaria procedente de la India,  siempre contando con el asesoramiento y la guía de un experto en la materia.

Así pues, existen una serie de posturas y ejercicios que la persona que practica SUP Yoga tendrá que realizar sobre la tabla. Algunos de estos son:

  • Postura de la cobra: esta postura se realiza en posición acostada sobre la tabla de SUP y en ella se arquea la espina lumbar estirando al máximo la zona abdominal, levantando la cabeza hacia el cielo.

  • Postura del camello: aquí se debe estirar todo el cuerpo en posición de rodillas, echando los brazos y hombros hacia atrás (hasta llegar a coger los tobillos con las manos) y en consecuencia expandiendo el pecho.

  • Postura del saltamontes: postura que se hace estando acostado boca abajo sobre la tabla de SUP, en posición estirada, y levantando las piernas todo lo que se pueda así como la zona lumbar, como si se fuera a tocar con las manos las plantas de los pies. Aquí se hace un gran esfuerzo muscular para mantener esta compleja postura durante el mayor tiempo posible.

  • Postura del arco: también se realiza en posición acostada boca abajo, y consiste en coger los tobillos con las manos, tensando los brazos y haciendo una figura similar a la de un arco. En esta postura se contrae la zona lumbar y se estira considerablemente toda la zona abdominal, descansando todo el peso del cuerpo en el plexo solar.

  • Postura del triángulo: aquí se necesita estar de pie sobre la tabla, con las piernas estiradas formando una V, y la finalidad de esta es estirar un lado del cuerpo. Las caderas deberán estar en posición hacia delante y, con los brazos expandidos (formando una cruz con todo el cuerpo), se deberá tocar el suelo sobre el que están posados cada uno de los pies (la zona del talón), sin dejar de mantener la posición inicial por lo que uno de los brazos estará estirando apuntando hacia el cielo.

Estas posturas están destinadas a trabajar la elasticidad y el equilibrio, así como el control del propio cuerpo, pero también hay otras con las que se pretende trabajar la respiración y practicar la meditación, entre las que destacan:

  • Postura del árbol: postura que se realiza de pie sobre la tabla, que consiste en mantener el equilibrio sobre uno solo de los pies, mientras la otra rodilla se encuentra flexionada con el pie apoyado sobre el lateral de la otra rodilla (formando un triángulo) y los brazos estirados hacia arriba con las manos juntas palma con palma.

  • Postura de loto: aquí la persona que practica el deporte ha de estar sentada sobre la tabla, con las piernas cruzadas, las plantas de los pies mirando hacia arriba apoyadas sobre los muslos y las manos en posición de meditación.

  • Postura del niño: es una postura de relajación en la que la persona se sienta sobre sus pies en posición de cuclillas, para doblar la columna hacia delante 110º y llegar a tocar el suelo con la frente, con los brazos estirados al lado de las piernas.

  • Postura del cadáver: aquí se debe estar acostado sobre la tabla, sin moverse y con los músculos totalmente relajados, tomando solo conciencia de la respiración. Los expertos en la materia afirman que diez minutos en esta posición y estado mental, si se hace correctamente, equivalen a toda una noche de sueño.

Yoga sup

Los Beneficios de practicar SUP Yoga

Esta modalidad de Paddle Surf día tras día suma más adeptos, y es que los beneficios con los que cuenta el SUP Yoga son múltiples. Con la práctica continuada aumenta la flexibilidad, la coordinación, la fuerza y la resistencia de la persona que lo practica. Además, se libera el estrés ya que con la correcta realización de los ejercicios y estando en contacto directo con el mar, se experimenta una agradable sensación de tranquilidad y armonía. También contribuye a la mejora de la circulación sanguínea, y como el aire que se respira es más limpio ya que es un deporte que se realiza en el mar, el cuerpo recibe más oxígeno del habitual. Relacionado con este último aspecto, también se dice que el SUP Yoga ayuda a bajar la presión arterial y el nivel de colesterol, además de servir para eliminar grasas y por tanto prevenir y combatir la obesidad. Con los ejercicios de relajación se consigue un equilibrio entre el cuerpo y la mente que será de gran ayuda para la vida diaria, y como cualquier ejercicio físico que se realice, ayuda a mantener una buena forma física y, como consecuencia, unos buenos niveles de autoestima.

La práctica habitual de SUP Yoga derivará en una sensación de armonía mental y física muy beneficiosa para la salud, y ayudará a llevar el día a día sin estrés y con tranquilidad, lo que contribuye a la mejora de la calidad de vida. En definitiva, se trata de una práctica que multiplica los beneficios que tienen el Yoga y el Paddle Surf por separado, ya que se está realizando un deporte físico y mental, en sintonía con el mar.